Rafael Espino Redondo (Rafa Espino), artista de Hip Hop independiente, nació en Villanueva del Arzobispo (Jaén) el 8 de junio de 1993.

 

Aunque en su familia siempre le animaron a aprender a tocar algún instrumento musical, a él no le comenzó a interesar el mundo de la música hasta que escuchó su primer tema de Hip Hop a la edad de 14 años. A partir de ahí, y entusiasmado por aprender a plasmar de esa forma sus pensamientos y sentimientos, comenzó a escribir sus primeras letras. Al principio escribía poemas, relatos cortos, historias…cualquier cosa que le ocurría y le preocupaba pero sin llegar a ser una canción. Pero, tras mejorar su capacidad para dejar constancia en un papel de aquello que veía, vivía o sentía, empezó a componer sus primeros temas de rap.

  

Desde entonces, pasaron 2 años hasta que decidió grabar su primera canción, alentado por sus amigos y por Pedro Vera “Snake”, el cual contaba con todos los medios necesarios para grabar y editar canciones. Éste último fue su principal valedor y el que le animó y le enseñó todo lo necesario para iniciarse en el mundo de la música.

 

Estrenó su primer tema en el año 2009, con 16 años. Fue entonces cuando Rafa comenzó a escribir más asiduamente y grabó algunos temas más durante ese año. Cada vez le era más necesario escribir diariamente y expresarse a través de la música, progresando y aprendiendo rápidamente y de forma autónoma. Es por ello que decidió preparar su primera maqueta titulada “Versos de oro”. Ésta maqueta, compuesta por 15 temas, fue estrenada a finales de 2011 y grabada y mezclada en su totalidad por Pedro Vera.

Un año después, se trasladó a Granada para comenzar a estudiar el Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte donde, a pesar de centrarse en sus estudios, siguió dedicándole tiempo a la música y comenzó a invertir en material para grabar y editar sus propios temas en casa. De ahí salieron canciones como “Heridas”, “Historia de dos”, “Días grises” y “Escucha al corazón”, entre otros. En verano, 2012 se convertiría en su año de más éxito, ya que estrenó la canción de “Buenos días princesa” que se hizo conocida en todo el país y le abrió multitud de oportunidades profesionales consiguiendo más de 9.860.000 de visitas (en la actualidad). Ese año fue el punto de inflexión necesario para tomarse más en serio esta afición.

  

Desde ese año hasta hoy día ha publicado numerosos singles en su canal de YouTube colaborando con diferentes productores audiovisuales, técnicos de sonido y productores para ir mejorando poco a poco y haciendo música y contenido de mayor calidad. Como por ejemplo: “Señala al cielo”, “Posdata: te quiero”, “Donde estás”, “Te encontré”, “No hay canción que te defina”, y un largo etc.

 

En verano de 2016, estrenó su primer disco profesional titulado “Eterno” en el que también participó como productor musical, trabajo que desempeña actualmente tras haber aprendido de manera autodidacta a tocar el piano y manejar el software necesario para producir música.

 

También creó su propio sello discográfico llamado “Be Eternal Music” para poder gestionar su contenido de forma más profesional y ayudar a otros artistas a conseguir sus objetivos. Desde Be Eternal se encargan de la producción audiovisual de los últimos proyectos de Rafa Espino que cuentan ya con más de 1 millón de visualizaciones con sólo un par de meses desde que comenzaron el proyecto "Be Eternal Visuals"